El estatus propio de la didáctica específica.

Por: Edwin Amilcar Palomo Sulub.
Centro Regional de Educación Normal en Preescolar de Felipe Carrillo Puerto.

Para que una didáctica pueda darse en el área de la pedagogía, se necesitan de cuatro componentes básicos, y que lo compone primeramente el docente, el alumno, el contexto social del aprendizaje y el currículo.

El objetivo de estudio de la didáctica es que el alumno adquiera e incremente su conocimiento sobre los procesos enseñanza – aprendizaje.

La Real Academia Española, define a la didáctica como: “instrucción por medio de la acción docente”

Commenio lo menciona como “la forma universal de enseñar todas las cosas a todos con la mayor rapidez posible, pero además con alegría y entusiasmo”.

Dolch nos señala de qué se trata y cuál es su objeto, es la “ciencia del aprendizaje y de la enseñanza en general.

Ahora bien la importancia de la didáctica en el proceso de enseñanza – aprendizaje se puede dar cuando cada docente lo toma para preparar su clase y tratar de que los objetivos programados se puedan cumplir y lograr que sus alumnos alcancen las metas que se habían previsto.

Según Girón (2011) plantea una clasificación interna de la didáctica.

En este sentido las didácticas específicas son parte significativa de la didáctica general cuyo objeto es hacer educativo el conocimiento que les concierne en cada caso.

Una didáctica específica depende directamente de dos campos de conocimiento de los que toma sus elementos constitutivos: las ciencias de la educación y un área del saber (González 2010)

Esto presupone un nuevo paradigma con respecto a las ciencias tradicionalmente académicas y que ya se encuentran sólidamente establecidas, por lo tanto es necesario que los nuevos docentes que se adentren en ella podrán encontrar nuevas formas de establecer las metodologías de enseñanza – aprendizaje.

Con esto podemos concluir que la didáctica específica nos abre la posibilidad de poder articular los conocimientos científicos, con los saberes y conocimientos académicos del docente, de tal manera que se pueda balancear toda la experiencia y conocimientos científicos, para plantear y planificar nuestras actividades del quehacer docente y poder transmitirlo hacia nuestros educandos, como el receptor final de los aprendizajes transmitidos.

Anuncios

Carta a mi Maestra:

Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo a Octubre del 2014

Mtra Leticia Mengual.

Mi muy apreciada y distinguida maestra, con el devenir de muchos veranos que han pasado por mi vida me encuentro en una situación en donde debo escribir una carta que es parte de una actividad académica; y sin hacer mucha memoria y tampoco ponerme en un gran dilema, el primer nombre que a luz propia sobresale por mucho, es el de usted querida maestra.

Y como no recordar las gratas experiencias que usted como docente propició en el aula de clases en donde gracias a su apoyo y su enorme paciencia la gran mayoría nos quedamos con esos recuerdo memorables en nuestra formación básica.

Pero déjeme contarle, que no era mi intención estar en su salón, y esto porque usted tenía la fama de ser muy estricta y mala según mis compañeros, aún recuerdo cuando mi padre me inscribió a su grupo y su servidor mañosamente se pasó a otro salón tratando de pasar desapercibido, pero grande fue mi sorpresa que usted era muy amiga de mi padre y más tardé en tramar mi cambio que en que se me fue requerido en su salón.

Con el pasar de los días me fui dando cuenta que usted no era mala como muchos pensábamos, sino que se preocupaba bastante porque todos los que asistían a su clase aprendieran y no solo estuviéramos como loritos repitiendo lo que se nos dictaba.

Y fueron muchas sus enseñanzas las que me llegan a la memoria, desde fortalecer nuestros valores, aprendizajes de vida, el aprender a ser perseverantes y siempre buscar el éxito a pesar de los muchos obstáculos que pudieran presentarse; definitivamente fueron muy gratas todas las experiencias vividas y entre las que más me marcó en la vida en que mucho de los consejos que usted nos dio siguen haciendo huella en mi vida, desde la parte humana, la de ser padre de familia, la de ser un profesional y actualmente docente, que irónicamente era lo que menos quería en aquellos tiempos.

Por todo ello, maestra Leticia le estoy eternamente agradecido, y en donde quiera que usted se encuentre me gustaría que sepa que trato de ser esa persona que usted nos visualizaba y que siempre nos decía de los éxitos que obtendríamos.

Muchas, muchas gracias, querida maestra Leticia.

Con amor y respeto, su inquieto alumno Edwin Palomo.

A mi maestra Margarita, por William

Maestra Margarita:

Hola maestra, buenas tardes. Espero que se encuentre bien al recibir esta carta. Le envío un gran abrazo y aprovecho estas líneas para agradecerle todo el apoyo que me proporcionó cuando tomé la asignatura “Metodología de la Investigación”. Aun tengo presente el día que nos preguntó lo que haríamos después de la escuela, y casi nos suplicó que no hiciéramos lo que todos los egresados hacían: “poner su cibercafé y atenderlo”.

Considerando mi perfil tecnológico, ahora comprendo que tuvo que echar mano de sus mejores estrategias para interesarnos en el curso. ¿Sabe?, usted tuvo un gran impacto en mi preparación, ya que fue la primera que nos obligó a relacionar toda la teoría y los contenidos que veíamos en la carrera con la realidad de la vida. El proyecto que desarrollamos en su curso me trajo muchas satisfacciones e indirectamente me preparó para el camino que sigo ahora. ¿Recuerda nuestro proyecto? Se llamaba EDUK-T, y era un programa computacional con actividades para niños de preescolar, basado en el Plan 1999. Desarrollé junto con mi equipo actividades de los campos formativos, entre ellos el de Pensamiento Matemático, Lenguaje, etc. Por aquellos tiempos no teníamos ni idea de cómo conformar un documento pero gracias a su asesoría, logramos preparar y redactar un gran documento que nos sirvió, junto con el software, para participar en el concurso de Creatividad. Aún me emociono cuando recuerdo la premiación y lo felices que estábamos todos ese día, ya que los tres proyectos que usted asesoró ganaron los tres primeros lugares y el derecho de ir a Cancún a la fase regional.

Ahora, después de tantos años y ya con la responsabilidad docente, le reconozco la visión que tuvo para orientarnos en la elección de nuestro proyecto, brindarnos las herramientas de investigación, asesorarnos para la elaboración nuestro documento y repetir siempre que teníamos que aprender a redactar textos, a leer y a consultar la información y a sintetizarla. A lo mejor nunca se lo platiqué, pero el mejor reconocimiento que recibió nuestro equipo del documento y el programa fue cuando lo presentamos en la escuela normal en la que ahora laboro. Recuerdo a la maestra Alejandra Ramírez Cárdenas, pionera del software educativo en la entidad, elogiar no solamente nuestro programa, sino también lo bien elaborado que estaba el documento.

Le envío un abrazo afectuoso desde Felipe Carrillo Puerto, ya que ahora laboro aquí en la Escuela Normal de Educadoras y le reitero mi eterno agradecimiento por su dedicación y sobre todo por lo mucho que aprendí de usted. Por cierto, le copié la expresión “¡Jooovenes!” que siempre decía. Un abrazo y hasta siempre.

Su alumno,

William González

¿Está justificado el uso de las didácticas específicas?

Por: William Miguel González Rodríguez

Centro Regional de Educación Normal de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo

Según Dilthey (1949), “la didáctica se desarrolló como un sistema natural de las conexiones teleológicas de la sociedad … dirigido por el ideal de las ciencias de la naturaleza. … El progreso desde una didáctica científica a una pedagogía científica se realizó en el siglo XVIII, de Comenio a Herbart”.

Para Comenio (2000), “el método de enseñar debe disminuir el trabajo de aprender de tal modo que no haya nada que moleste a los discípulos ni los aparte de la continuación de los estudios”.

De acuerdo a González (2010) “una didáctica específica depende directamente de dos campos del conocimiento de los que toma sus elementos constitutivos: las Ciencias de la Educación y un área del saber (fundamentalmente, del saber escolar), que denominamos, en nuestra reciente terminología científica, la ciencia referente”.

Por tanto, una didáctica específica es fruto de un trabajo multidisciplinario entre los conocimientos de las ciencias de la educación y el saber científico o tecnológico. Para el desarrollo de las didácticas específicas es necesaria la investigación, y exige al docente un conocimiento profundo de los contenidos de su materia, lo que le permitirá “constituirse en decodificador del conocimiento, en reestructurador de los saberes, en productor de una nueva epistemología, distinta de la de la ciencia, para reconstruirla y recodificarla desde la perspectiva de cada alumno” (González, 2010).

Es importante que el docente conozca y aplique las herramientas de las ciencias de la educación, y no solamente se apoye en sus saberes. En temas anteriores hemos hablado de maestros muy preparados académicamente, egresados de universidades y tecnológicos, pero sin el conocimiento necesario en Didáctica y Ciencias de la Educación, lo que les impide transmitir efectivamente el conocimiento a sus alumnos.

En conclusión, el uso de las didácticas específicas está plenamente justificado, ya que a través de ellas los docentes, utilizando su amplio conocimiento académico y en conjunto con las ciencias de la educación, encontrarán nuevas y mejores maneras de transmitir el conocimiento a sus alumnos, sin importar la complejidad de los mismos.

Referencias

Dilthey, W. (1949). Fundamentos de un sistema de pedagogía (Vol. 6). Losada.

Amós Comenio, J. (2000). Didáctica magna. México, editorial Porrúa, edición.

González Gallego, I. (2010). Prospectiva de las Didácticas Específicas, una rama de las Ciencias de la Educación para la eficacia en el aula. Perspectiva Educacional, 49(1), 1-31.

Carta a mi maestro

Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo a 18 de octubre de 2014

Profa. Paty

Durante mi recorrido por la escuela tengo el recuerdo de muchos de mis maestros, algunos buenos, otros excelentes y otros no tan buenos, pero principalmente a alguien que hasta el día de hoy no olvido, es a usted maestra Paty, mi queridísima maestra de música en la primaria “Fray Melchor de Talamantes”, quien me enseñó a cantar el Himno Nacional Mexicano, con ese amor y orgullo de ser mexicano y que cada lunes cuando lo canto en el homenaje me siento tan orgullosa y recuerdo la forma en la que nos enseñó que se debe cantar cada estrofa, también el día que concursamos cantándolo y ganamos el primer lugar, eso nos hizo merecedores de cantarlo en los pinos y también en el noticiero de televisa HOY MISMO y para ir a cantar ahí pasamos por los estudios donde grababan el chavo del ocho jiji, y conocimos a varios artistas que pasaban por ahí, esa experiencia creo que jamás la olvidaré, lástima que la tecnología no era tan avanzada para tener muchas evidencias de lo que digo, lo más que puedo compartir es esta pequeña foto que me pasaron por Facebook, y siempre me pongo a reflexionar y pienso que si todos los maestros de música enseñaran el himno como usted nos lo enseñó, el amor y respeto por nuestro país sería más extensivo, y las conductas de los seres humanos nos dañarían menos y digo nos, porque definitivamente si contaminan, me dañan, si tiran basura, me dañan, si se acaban la flora y la fauna me dañan, en fin la labor del maestro siempre debe ser loable.

Bueno me despido de usted enviándole un fuerte abrazo en donde quiera que esté.

Isabel Cacho