LA RELACIÓN DE LA DIDÁCTICA CON EL CURRICULUM

Autora: Lic. Paloma de Jesús Medina Martin.

 

Sabemos que la didáctica es la forma en que nosotros vamos a transmitir un contenido o conocimiento, utilizando distintos materiales o insumos que nos permitan el alcance de un objetivo en particular.

Ahora bien, cada docente tiene distintas estrategias didácticas que utiliza en el aula para transmitir conocimientos, sin embargo no todas son funcionales o efectivas para que el alumno aprenda, ya que la practica educativa se basa en la construcción de nuestra propia práctica para ir modificando formas de actuar y de intervenir, sin embargo para poder guiar esta enseñanza es fundamental tomar en cuenta los contenidos disciplinarios de la asignatura para poder conocer el objetivo alcanzar, pero en muchas ocasiones el docente interpreta de manera errónea el contenido a abordar y esto ocasiona una mala elección de la didáctica a abordar, se necesita capacidad por parte del docente para distinguir qué método lleva al alcance de una comprensión y análisis al alumno, tomando en consideración la forma de aprender de los estudiantes, para su formación es necesario que los maestros logren comprender la relación que tienen los saberes disciplinarios con los saberes curriculares, para que de esta manera puedan relacionar sus estrategias didácticas esa forma de ensañar llevando al estudiante a un aprendizaje significativo.

Por lo tanto la relación que tiene la didáctica con el curriculum, se puede decir que ambas se encuentran vinculadas, ya que la didáctica es la manera y forma en que enseñamos al mismo tiempo se encuentra inmerso en el área de la pedagogía, ahora bien curriculum se fundamenta con el alcance de este , también se encuentra relacionado con aspectos disciplinarios en este caso las materias que el alumno necesita aprender para lograr dicho curriculum en este caso para poder alcanzarlo es sumamente fundamental la utilización de la didáctica por lo tanto tampoco podemos separarlo de la pedagogía; es preciso recalcar que para el alcance de este también influyen varios factores como son el contexto y resulta necesario que los docentes logren adaptar y adecuar su forma de enseñanza al contexto en el que se encuentra.

Anuncios

Cómo aprendemos

Por: Raúl Vásquez Conde

 

Partiendo de la zona de desarrollo próximo de Vigotsky y el andamio para alcanzar el nivel de desarrollo potencial, primeramente consideraremos que el conocimiento se adquiere por cualquiera de nuestros sentidos, el tacto, el olfato, la vista, el oído o el gusto; esa capacidad de desarrollar conocimiento lo conocemos como cognición, pero lo que en realidad percibimos por nuestros sentidos es información que se procesa en nuestro cerebro y es ahí donde la información obtenida se convierte en conocimiento. Entonces el andamio son las formas que ayudan a que la información recibida alcance a convertirse en conocimiento potencial, es decir, que esa información después de haberse comprendido y entendido, la persona que lo adquirió sea ahora una persona que pueda responder adecuadamente a las acciones que ese conocimiento le provee, por ejemplo multiplicar 9 por 7, es entender que debemos sumar 9 veces 7 o 7 veces 9, el responder inmediatamente el resultado es tener de cierta forma memorizado el resultado de esa multiplicación, ahora para que ese conocimiento sea más efectivo, es saber el momento correcto para hacer esa multiplicación y resolvernos un problema presentado en cualquier momento de nuestra vida. No se trata de simplemente memorizar el resultado, tenemos que conocer el origen y el sentido de ese conocimiento.
De lo anterior parte lo que se denomina proceso cognitivo, cuando nuestro cerebro lleva a cabo todo un proceso para que el ser humano responda a sus acciones cotidianas, sin embargo, también tenemos que considerar que son varios factores que existen para que ese conocimiento alcance el nivel de desarrollo potencial, como la memoria, el nivel de percepción, e incluso el lenguaje y el estado de ánimo. Esto nos regresa al principio de la pregunta inicial ¿Cómo aprendemos? Los seres humanos somos tan complejos en nuestro desarrollo que no todos tenemos la misma capacidad de aprender, son muchos los factores que se involucran para la adquisición del conocimiento, empezando por querer entender que si nacemos con conocimiento o lo adquirimos forzosamente durante el desarrollo de vida, si fuese así, cómo es que se sabe dónde se encuentra la fuente de alimentación desde que nacemos. Entonces el instinto o subconsciente también juega un papel muy importante en el aprendizaje o adquisición del conocimiento. Nietzsche considera al instinto y al cuerpo humano como el centro de la actividad vital, como una máquina o la comparación con los animales, donde trata de resaltar que el conocimiento ya viniera por default y así justifica cómo es que los animales sobreviven y saben lo que tienen que hacer.
A pesar de esto la postura sobre la construcción y la adquisición del conocimiento de Piaget, pueden ser un buen principio para tener un sentido más acertado a cómo aprendemos, la psicología evolutiva, la genética, el lenguaje, entre otros, son elementos muy necesarios para logar que las personas logren alcanzar la zona de desarrollo potencial.
El filósofo Kant menciona que “el conocimiento versa, no sobre los objetos, sino sobre el modo de conocer los objetos, en cuanto que este modo deba ser posible a priori”, es decir, que las ideas y el conocimiento se organizan de acuerdo a categorías, como el espacio o el tiempo, sin las cuales el conocimiento no sería posible.
Ahora, la adquisición del conocimiento no se detiene a lo largo de la vida, las personas no necesariamente necesitan de un tutor para adquirir el conocimiento, las circunstancias y situaciones significativas por lo regular proveen conocimiento permanente, por ejemplo, durante nuestro desarrollo cuando somos niños hemos aprendido a tomar un vaso de agua, el proceso cognitivo para ello es estirar un brazo y abrir la mano para agarrar el vaso y de ahí a la boca, nuestro cerebro sin necesidad que el niño vea, puede agarrar ese vaso y lograr su objetivo, pero después de un tiempo el niño físicamente crece, se le alargan las extremidades, entonces, cuando sucede otra vez el mecanismo para tomar el vaso sin ver, el niño tira el vaso de agua, y esto se debe a que el cuerpo creció y el cerebro no lo tenía considerado en un principio, entonces una vez más el cerebro adquiere un nuevo conocimiento con relación a la distancia, entonces es cuando ocurre la asimilación según Piaget.
Otro proceso cognitivo para la adquisición del conocimiento es el lenguaje, y esto lo resumiré con un ejemplo común en la enseñanza intercultural. Los niños indígenas que hablan de nacimiento su lengua materna, experimenta un proceso cognitivo muy complejo para adquirir el conocimiento en una escuela convencional y un maestro que solo habla español, el niño que aparentemente también habla español, escucha y sabe el significado de las instrucciones del profesor, pero experimenta la complejidad porque su cerebro procesa y razona en su lengua materna, entonces el cerebro del pequeño tiene que trabajar aún más porque tiene que traducir y encontrar el significado de las palabras del profesor, si el profesor hablara también la lengua materna del niño, entonces el procesamiento y comprensión de la información sería más fácil para el niño.
De esta manera puedo resumir que el aprender tal vez sea sencillo porque lo hacemos hasta de manera instintiva y el conocimiento siempre está presente a lo largo de la vida, el reto para un docente o maestro es saber usar el andamiaje adecuado para cada situación didáctica y que sea significativo para que ese conocimiento perdure por mucho más tiempo.

¿Cómo Aprendemos?

Por: Edwin Amilcar Palomo Sulub

Durante nuestro proceso de maduración y aprendizaje “natural”, es decir, que desde el momento que nuestro cerebro se va desarrollando, vamos adquiriendo muchas cualidades que nos hacen ser conscientes de nuestra identidad, comenzamos a establecer una relación entre lo que va ocurriendo y lo que vamos dejando de ver, logrando de esta manera “memorias” en nuestro cerebro que más adelante fortalecerá nuestro pensamiento cognitivo.

Esto nos lleva a una primera reflexión con respecto a ¿cómo es el aprendizaje como alumno y como maestro?; En el primero el proceso de aprendizaje tiene que ver primordialmente con el interés del mismo alumno por su propio aprendizaje o por las actividades que lo conducen a desarrollarse, y que tiene que ver con la motivación, capacidades, actitudes, etc.; ahora bien pensando en el rol del docente considero que tiene que partir de la motivación, la actitud y la capacidad que le permitirá establecer un ambiente propicio para que los alumnos puedan involucrarse en ese proceso de aprendizaje y que sea palpable el interés y el esfuerzo que conlleva este proceso de maduración del conocimiento en el alumno.

Son muchas las teorías y los enfoques que tratan de explicar cómo se va dando todo este proceso de aprendizaje, y con respecto a la representación del conocimiento, Pozo (1989); menciona En la era de la larga “glaciación conductista”, los principios de correspondencia y equipotencialidad de la conducta, justificaban una concepción del aprendizaje según la cual bastaba con manipular adecuadamente los estímulos ambientales, los premios y castigos, para lograr cambios correspondientes en la conducta.

Por otra parte Skinner (1974) menciona que con respecto a El sistema cognitivo,

“no necesitamos llevar el estímulo al interior del cuerpo, o ver cómo se convierte en respuesta, ni el estímulo ni la respuesta están nunca en el cuerpo en un sentido literal. Como una forma de conocimiento, la información se puede tratar más efectivamente como un repertorio comportamental”

Pozo (1998) menciona que en la nueva sociedad de la información y la representación, la memoria resurge como una forma de reconstruir o imaginar el mundo más que de registrarlo o reproducirlo. Aunque sigue habiendo en nuestra cultura del aprendizaje vestigios abundantes de aquella concepción tradicional de la memoria (decimos de forma improcedente “memorizar” o “aprender de memoria” como sinónimos de falta de comprensión).

Esto es que a pesar de la revolución del conocimiento y de la información que ya es palpable incluso con la era de la tecnología, aún no somos capaces por completo de quitarnos nuestras “vestiduras tradicionalistas” con respecto a cómo aprendemos y aún mantenemos cierto rasgos o características que se mezclan con los enfoques y teorías educativas.

Es aquí cuando en la era tecnológica aparece el término de “innovación” y el enfoque por competencias, que en teoría deben encaminar el proceso educativo en un punto en donde el aprendizaje debe ser situado desde la comprensión misma de los saberes en ejecución, como el saber pensar, el interpretar, el desempeñarse o el saberse desenvolver en cualquier medio.

Con todo esto podemos concluir que el proceso de aprendizaje parte de un conocimiento previo, tiene una etapa de maduración que fortalece toda la parte cognitiva, y al final además de generar un aprendizaje tiene que estar constantemente renovándose por medio de todas estas teorías que la enriquecen y le permiten generar nuevas formas de saber o de aprender.

Como docentes que actualmente vivimos cambios de tipo tecnológico, demográfico o político debemos primeramente estar conscientes del papel que desarrollamos en el proceso de aprendizaje y encaminar nuestras habilidades para desarrollar actividades que sean muy interesantes para nuestros alumnos y que logremos captar su interés para un beneficio en ambas partes, por una parte lograr que los alumnos aprendan a aprender y por la otra que como docentes aprendamos de todos, de alumnos de nuestros compañeros y de nosotros mismos con el desarrollo de nuestras capacidades en nuestra labor docente.

¿Cómo aprendemos?

Por: William Miguel González Rodríguez

Centro Regional de Educación Normal de Felipe Carrillo Puerto

 

Desde la antigüedad, el ser humano ha tratado de definir aquellos procesos necesarios para la adquisición del aprendizaje. El filósofo griego Sócrates introdujo su método mayéutico, que mediante preguntas e ironía, obligaba a su estudiante a reflexionar y a pensar, para que éste cuestionara y construyera su propio conocimiento. Para Platón, la educación era proceso que permitía al hombre tomar conciencia de la existencia de otra realidad, más plena, a la que está llamado, de la que procede y hacia la que se dirige.

Juan Amós Comenio (1592-1670), el padre de la Didáctica, busca sistematizar el proceso educativo y se preocupa de las diferentes etapas de dicho proceso. Menciona que cada aprendizaje debe formar parte de otro e inducirlo y que cada alumno es diferente y no hay que menospreciar a ninguno.

Durante muchos años la psicología científica (conductista) supuso que los seres humanos, como el resto de los organismos, éramos espejos de la realidad, de la organización de los estímulos y las respuestas en el ambiente, de tal forma que para estudiar el conocimiento no era necesario imaginar ningún tipo de estructuras intermedias entre esos estímulos y respuestas (Pozo, 1996).

Bajo esta visión, el sistema cognitivo, la mente humana, si es que existía, era un mero reflejo de la estructura estimular del mundo: “no necesitamos llevar el estímulo al interior del cuerpo, o ver cómo se convierte en respuesta, ni el estímulo ni la respuesta están nunca en el cuerpo en un sentido literal. Como una forma de conocimiento, la información se puede tratar más efectivamente como un repertorio comportamental” (Skinner, 1974)

Para las teorías mediacionales, sin embargo, lo importante son los procesos cognitivos concernientes al individuo, entender como éste aprende y se apropia de los conocimientos. En este enfoque, el individuo asimila el conocimiento bajo la perspectiva de su propio perfil cognitivo y sus aprendizajes previos. Dichos aprendizajes previos servirán como base para la construcción del nuevo conocimiento, y es responsabilidad del docente el llevarlo a ese siguiente nivel.

Para Pozo (1996), toda situación de aprendizaje, sea implícito o explícito, espontáneo o inducido a través de la instrucción, puede analizarse a partir de tres componentes básicos:

– Los resultados del aprendizaje, es decir, lo que se aprende y cambia como consecuencia del aprendizaje.

– Los procesos del aprendizaje. Cómo se producen esos cambios, mediante qué mecanismos cognitivos.

– Las condiciones del aprendizaje. El tipo de práctica que tiene lugar para poner en marcha esos procesos de aprendizaje.

La introducción de las TIC en el proceso de enseñanza, ha venido a establecer un nuevo paradigma, el cuál plantea el reto de orientar dichas tecnologías al desarrollo de aprendizajes significativos, pues se corre el peligro de utilizarlas simplemente como sustituto de las herramientas tradicionales de enseñanza como el gis, el pizarrón o el rotafolio. Por ello, nuevos enfoques como el Aprendizaje basado en problemas, conceden al estudiante un papel más activo en el proceso de aprendizaje y lo estimulan a construir su propio conocimiento y a utilizar las nuevas tecnologías para desarrollar sus habilidades de investigación y de construcción de redes de colaboración. Como bien decía Aristóteles, el hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe y lo que tenemos que aprender, lo aprendemos haciendo.

Escrito ¿Cómo aprend emos?

Por: Karenina del Rocío Velázquez Mijangos.

¿CÓMO APRENDEMOS?

La labor docente implica números retos que muchas veces son entendidos como dificultades, se presentan en la vida diaria, se trata de un mundo donde lo único permanente, son los cambios constantes en lo que vivimos. Se busca la fórmula perfecta de poder enseñar y aprender desde inicios muy complejos que en múltiples ocasiones no son comprendidos en lo real e ideal.

Se pretende que el docente piense y sienta su profesión, a la misma vez que haga pensar y sentir a sus oyentes, de tal modo que transmita ese sentir, por medios propio. Se señala el Espacio Europeo de Educación Superior como una forma de ver la educación en ese país, sin embargo, no se trata de igualar el sentido docente, sino que se aborde lo principal y en función de ello se logre extraer lo pertinente de acuerdo al contexto.

“Los vientos de cambio en las formas de aprender y enseñar vienen impulsados por tres factores – socioculturales, epistemológicos y psicoeducativos”- Pozo J. (2009)

Se pretende que los alumnos construyan sus conocimientos en vez de meramente recibirlo ya empaquetado y cerrado del docente, esto es, que la transmisión y el manejo de los conocimientos comúnmente tiende a repetirse por parte de los actores de educación, los alumnos y el maestro, esperan siempre estar de acuerdo en lo que se dice, sin contribuir muchas veces con su juicio crítico, mismo que le servirá cuando salgan del contexto educativo y se enfrenten a muchos otros contextos; para poder evaluar el aprendizaje, se habla de dos criterios esenciales, la permanencia y trascendencia de lo aprendido, estos sirven para valorar si lo que se aprendió es significativo o no ha sido del todo adecuado, los conocimientos deben ser a largo plazo, no solamente al momento de “necesitar la información”. .

Uno de los factores que permitirán el cambio en la naturaleza y el uso del conocimiento es el cambio social y cultural, que se ve regido enormemente por el desarrollo tecnológico, ya que actualmente se ven las TICS como parte esencial de la adquisición de conocimientos. Se marca en la lectura que actualmente se vive en una sociedad donde existe mucha información pero aún no en la sociedad de los conocimientos, de tal forma que se puede tener acceso infinito a la información pero aún no existe la comprensión total del conocimiento.

En cuanto al factor de cambio epistemológico tras Gödel o Heisenberg- “cualquier afirmación o postulado científico solo es cierto dentro de un marco teórico asumido, que en definitiva las teorías no reflejan la realidad, sino que la construyen y la modelan”. Se permite la propia interpretación de lo que se sabe para poder trasladarla a diferentes situaciones y problemas vividos, que nos ocupen e interesen.

En el cambio psicológico y educativo se pretende que los conocimientos trasciendan en la vida de las personas que lo adquieren, se requiere promover el aprendizaje constructivo, junto con la formación de profesionales estratégicos, que sean capaces de desarrollar diferentes habilidades y enseñen a aprenderlas.

Cada vez que se logra un aprendizaje es por medio de pasos, estos son: resultados, procesos y condiciones, los primeros son los contenidos, los procesos del aprendizaje son aquellos mecanismos cognitivos en los que se va enriqueciendo el bagaje mental. En cuanto a las condiciones del aprendizaje se refiere al tipo de práctica que tiene lugar para poner en marcha esos procesos de aprendizaje

Ante la profesión docente se deben valorar diferentes factores que contribuyen a la comprensión de los nuevos acontecimientos a los que se enfrenta el profesor, se debe tomar en cuenta los puntos de vista externos para mejorar las áreas de oportunidad que se tengan, sin perder de vista la realidad en la que se vive.